słownik polsko - hiszpański

język polski - español

my po hiszpańsku:

1. nosotros


Nosotros vemos.
Todos nosotros crecimos creyendo que cada uno tiene derecho a tener su propia opinión, sin embargo ahora algunos creen que todas las opiniones son iguales.
Hasta ahora no sabía para qué se había creado la eternidad. Es para darnos a algunos de nosotros una oportunidad para aprender alemán.
Para nosotros es posible saber lo que se consiguió en el pasado, pero no cambiarlo. Y es posible cambiar el futuro, pero no saber lo que se alcanzará en él.
Puede ser que la felicidad que nos espera allí no sea para nada la clase de felicidad que nosotros quisiéramos.
La cultura maorí se está difundiendo cada vez más entre nosotros y su lengua se ha convertido en un idioma oficial.
Mi padre se mantuvo en contacto con nosotros mediante cartas y llamadas de teléfono durante su estancia en el extranjero.
Pero sería triste recoger estas frases y guardárnoslas para nosotros, porque se pueden hacer tantas cosas con ellas… Por eso Tatoeba está abierta, nuestro código fuente está abierto. Nuestra información está abierta al público.
Nuestro destino será aquél que nosotros hagamos. No hay que esperar a que los otros nos lo construyan.
—Sí, soy yo —dijo Al-Sayib—; pero hay al menos uno de nosotros en cada país. Y a todos nos gusta la Fanta, igual que poner a los novatos en su sitio.

Hiszpańskie słowo "my" (nosotros) występuje w zestawach:

Osoby - Personas
1000 slow po hiszpansku

2. vamos


Vamos.
Vamos con calma. No podemos sacar conclusiones sin pruebas.
Súbete al coche, nena. Vamos a manejar a Madagascar.
Hacer este asunto público tendría efecto sobre las ventas, así que vamos a pasarlo por alto por esta vez.
¡Deja de moverte tanto! Haces que la barca cabecee, vamos a acabar volcando.
Hoy no tengo ganas de trabajar, así que vamos a jugar al fútbol.
¿Cómo que se te cayó el cazo en la olla? ¿Ahora cómo vamos a servir a los sin techo?
No iré contigo a menos que me digas adónde vamos.
«¡Hombre Samuel! ¿Qué tal?» «Bueno, aquí vamos, tirando.»
Hoy os vamos a mostrar algo de nuestro país y os presentaremos a una gente muy interesante.
A fin de poder compartirlo, lo vamos a tener que romper en dos pedazos.
Compre dos cajas de leche. Vamos a hacer un pastel.
Vamos, hijo. ¡Deja de pelear contra las fuerzas del mal durante diez minutos y ven a cenar!
¡Tú puedes hacerlo! ¡Vamos! Yo te apoyo.
Ellos compraron una casa el año pasado en el lugar donde nosotros vamos de vacaciones.