słownik rumuńsko - hiszpański

limba română - español

mare po hiszpańsku:

1. grande grande


¡Qué grande!
Estas sombras le parecieron un enorme dinosaurio, con el cuello muy largo y la boca muy grande, sin dientes.
Nadie puede ser tan grande como Dios, pero cualquiera de nosotros puede ser igual de bueno.
El ahogado ha parecido un hombre muy raro desde el principio: es muy grande y alto, pesa tanto como un caballo y apenas cabe en las casas.
Ella le compró una cámara demasiado grande para que cupiese en el bolsillo de su camisa.
El dinosaurio no era grande como había imaginado la noche anterior, pero era verde, con escamas rojas y amarillas y un rostro muy amable.
A Pedro no le vale la ropa más grande del hombre más corpulento, no hay una cama, una mesa o una silla lo bastante grande para él.
—Era un contenedor grande —dijo Dima—. Y había mucha comida, así que...no era exactamente incómodo. Pero sí, olía peor que el culo de un burro.
¿Es grande la oficina donde trabajas?
La discrepancia entre las historias de las dos partes implicadas en el accidente era tan grande que a las autoridades les costó decidir cuál de ellas estaba diciendo la verdad.
El mítico Kraken, grueso como un barco pero el triple de grande, una vez atacó a la flota de Cristóbal Colón... sin dejarle a Colón más opción que comérselo.
Cómete los vegetales, para que crezcas y llegues a ser grande y fuerte.
Cuando el jefe me dijo que este asunto me venía muy grande, que ya se ocupaba él, me cogí un cabreo... Ése lo que quería era llevarse el mérito.
A pesar del gran superávit en el mercado cambiario, la actual cuenta de superávit no es muy grande debido al déficit en el comercio invisible.
Un árbol grande nos tapaba la casa.

2. mar mar


Conduzcamos hasta el mar.
Cuando fue a Oshima por mar, se mareó y vomitó todo lo que había comido.
En Alemania existe la superstición de que, si enciendes un cigarro con una vela, un marinero morirá en el mar.
La vida es, en el mejor de los casos, un mar de problemas.
El museo alberga centenas de fósiles de estrellas de mar ya extintas.
Los vikingos navegaron gran parte del Atlántico Norte antes de entrar en el mar Mediterráneo.
Lo que no se imaginaba Cristóbal Colón es que los futuros piratas son en su mayoría piratas informáticos: lo más cerca que estarán nunca de navegar por el mar será en una bañera.
Irlanda e Inglaterra son separados por el mar.
Como dice el refrán, "quien no se aventura, no pasa la mar".
El pirata observaba el mar con su catalejo.
¿Qué preferís? ¿El mar o la montaña?
A algunas personas les gusta más el mar, a otras les gusta más la montaña.
Con su tripulación varada en el mar, Cristóbal Colón fue capaz de salvarles de morir de inanición al sacar 100 conejos de su sombrero.
No es que Cristóbal Colón fuera un explorador porque le encantara el mar; lo era porque odiaba las prisiones españolas.
A Cristóbal Colón no le gustaban los burdeles españoles, ya que le parecían sucios y demasiado caros. En su lugar, se iba al mar, donde era atraído (a propósito) por la canción de una sirena, y pasaba un buen rato.